Juramentación y primer Mensaje del Presidente Ollanta Humala

Comparte este artículo

El juramento y el mensaje presidencial han sido formalmente de confrontación. El discurso muy ideológico y sin supuestos macroeconómicos ni datos que lo sustenten, además, omitió el saludo a los mandatarios extranjeros que nos visitaron y a las personalidades peruanas que acudieron al hemiciclo parlamentario.El contenido del mismo ha abierto un enorme debate con propuestas que si bien es cierto se encontraban en su Plan de Gobierno, tal y como han sido planteadas, generarán controversia y encono. Ha habido terribles omisiones como es el caso de la educación, la cultura y la salud.
Ha reafirmado el concepto de economía nacional de mercado abierta al exterior y ha señalado un nuevo eje geopolítico fortaleciendo UNASUR y la CAN. Ha planteado el respeto a los contratos y los convenios internacionales, sin embargo señaló la necesidad de la renegociación. Dio énfasis semánticamente a la obligatoriedad de aceptación de la renegociación.

Ha planteado la creación del Consejo Económico y Social sobre la base del acuerdo nacional con participación de la presidencia, del Congreso, de los trabajadores, empresarios, sociedad civil con efecto asesor, del Consejo de Presidentes Regionales con efecto vinculante, el Consejo de Defensa Nacional (ya existente) y del Consejo Defensa Ciudadana (por crearse) todos liderados por el Presidente de la Republica. Además, ha resaltado en reiteradas oportunidades la necesidad de realizar un nuevo contrato social. Se ha cuidado en asumir compromisos puntuales y al contrario ha pedido paciencia. Sin embargo, la formación de estas corporaciones de debate y conciliación de intereses requerirán de la adecuación constitucional y legislativa. El rol del Congreso como expresión de la representación nacional y foro natural de debate y conciliación de intereses se relativiza con estas propuestas.

La aerolínea de bandera, la Marina Mercante Nacional, ENAPU, SIMA y AGROBANCO han sido resaltados para señalar la obligatoriedad del Estado en tener mayor presencia empresarial. No ha quedado claro el mecanismo, sin embargo al referirse al tema de la generación eléctrica, los trasportes y las vías férreas trasunta un futuro debate constitucional sobre el rol del Estado en la economía.

Ha planteado la realización de la cumbre regional antidrogas bajo el criterio de la corresponsabilidad de los países consumidores y productores y también el respeto a los agricultores cocaleros. Este aspecto medular de las relaciones de nuestro país con los EEUU y Europa ha sido reforzado con la frase de “no legalización de las drogas”. Sin embargo no queda claro cómo va respetar y a su vez enfrentar a los agricultores cocaleros cuya producción casi en su totalidad van al narcotráfico. Tampoco ha señalado estrategia general alguna contra los remanentes subversivos. Solo se ha referido a poner fin a las secuelas y al pago de las reparaciones. El VRAE no ha recibido mensaje alguno.

Los aspectos puntuales de oferta electoral que ha ofrecido cumplir aunque en modo recortado son: Subir el sueldo mínimo en 2 tramos de 75 soles a 750 soles hasta el 2012. Pensión 65 solo para los indigentes y de sólo 250 soles, cuna más y desayuno y almuerzo escolar sólo en los 800 distritos más pobres del país y el programa de emergencias medicas SAMU para Lima metropolitana y 3 departamentos como plan piloto, beca 18 para los jóvenes de escasos recursos e Instituto Superior Tecnológico para los soldados conscriptos del servicio militar. Sin embargo, la realidad nacional y la lucha por la inclusión social exigen una estrategia nacional, concertada y sustentable que estuvo ausente en el discurso. Esperamos que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social por crearse, se aboque a esa tarea.

Salud y educación han sido las cenicientas del mensaje. Mejorar la acreditación universitaria, beca 18 y los desayunos y almuerzos escolares en los distritos más pobres no agotan la problemática educativa. Es evidente el vacío. Similar suerte ha corrido la salud. Plantear la construcción de 50 hospitales provinciales, el SAMU (las emergencias médicas) como plan piloto, mejorar la atención primaria en los distritos más pobres, medicamentos genéricos y fortalecer el sistema de salud, tampoco agotan la enorme problemática del sector salud. Ni siquiera nos ha explicado a que sistema de salud se refiere. Creo que el vacio observado en el mensaje presidencial en salud y educación hace necesario que los ministros del ramo se explayen en el tema y generen la confianza y el consenso para mejorar la calidad educativa y el acceso universal y sin discriminación a los servicios educativos y de salud.

Finalmente, el cambio climático, la contaminación ambiental y el uso racional del agua, así como el ordenamiento territorial, han sido aspectos resaltados frente a la inversión de gas, petróleo y minería. Sin embargo tampoco ha señalado cómo será ese desarrollo cuidadoso, sustentable y sostenible de nuestro hábitat. La agenda esta puesta.

Los historiadores debatirán si la juramentación del señor Ollanta Humala es constitucional o no. Si es o no, el inicio de la demolición del modelo económico y de la Constitución de 1993. La validez de esta formalidad será fuente inagotable de debate.

28 de julio 2011

Herberth Cuba García – (Presidente de la Asociación Médica Peruana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *