¡Cuidado, se avecina un “nuevo mundo” eugenésico!

Desde los años ochenta, con el estudio del genoma humano,(1ª),(2ª)estamos viviendo un segundo génesis. A nivel mundial, se valora el nuevo “oro verde”, los genes, que ahora los científicos pueden aislar, identificar y manipular, gracias a la ingeniería genética; y que duda cabe, detrás están los intereses económicos de las grandes transnacionales que ansían patentar.
– Dra. Flora Luna Gonzales – (Presidente del consejo de vigilancia)

 

Los biólogos moleculares están convencidos de que todo en la naturaleza puede ser perfectible: plantas, animales, inclusive los seres humanos. Como vemos, estamos asistiendo a una nueva corriente eugenésica,(3ª) sustentada en la arrogante pretensión de la creación artificial, del “organismo vivo perfecto” como: cultivos con mayor tolerancia a los herbicidas y plagas, mejor rendimiento, microorganismos “exterminadores” de la contaminación ambiental, terapias génicas para corregir “defectos” genéticos en los diversos animales, inclusive en los seres humanos y muchas otras promesas científicas increíbles.

A su vez, los ciudadanos y los consumidores del mundo, en los últimos 20 años, hemos sido bombardeados de una propaganda científica muy efectiva, mostrando lo “todopoderosa” que podría ser la Biotecnología Moderna, haciéndonos escuchar sólo las bondades y logros de esta nueva tecnología, capaz de convertir en “obra de arte” todo lo que toca.

Lamentablemente, pocos científicos en el mundo han sido lo suficientemente valientes para salir a la palestra, y comunicar sus dudas y temores sobre los resultados controversiales obtenidos, ya que las técnicas empleadas para la manipulación génica, aún son muy primitivas. Así mismo, ningún foro mundial a discutido el precio que tendremos que pagar, por la pretensión de obtener el anhelado “mundo perfecto”.

Pero, en este proyecto arriesgado, no se puede ocultar una gran verdad, que “la naturaleza es mucho más compleja que la tecnología”(4ª)y que aunada a la ignorancia supina que existe sobre la compleja regulación nuclear de los organismos vivos; es que cabe preguntarse; ¿valdrá la pena poner en riesgo todo el acervo genético del planeta, en manos de unos cuantos científicos, biólogos moleculares y/o empresas transnacionales monopólicas? ¿Quién se hará cargo, de los daños irreversibles? ¿Los seres humanos discapacitados con enfermedades genéticas, sin recursos económicos para terapias génicas, serán los nuevos excluidos?.

Como ciudadanos y consumidores del mundo es importante recordar que existen riesgos, problemas éticos y legales, aún no resueltos. También en nuestro país, generados por autoridades con serios conflictos de interés,(5ª)convirtiendo al Perú, en presa fácil para el nuevo negocio extractivo de moda; la Biopirateria, de genes, (por que aún no se pueden sintetizar de novo en el laboratorio). Poniendo en riesgo la soberanía alimentaria, con la inexorable perdida de la biodiversidad, e irreversibles daños al ambiente y la salud de animales y seres humanos.

En este nuevo siglo de la Biotecnología urge comprometernos a realizar un análisis profundo de varios temas, aún no resueltos:
1.-Con la reprogramación artificial del nuevo código genético, ¿Qué pasará con los millones de años de desarrollo evolutivo? ¿Un mundo mejor o uno más vulnerable?
2.-¿Cómo será este nuevo mundo eugenésico, con organismos vivos con genes manipulados, clonados o transgénicos? ¿Un mundo más feliz, más inclusivo, o todo lo contrario?
3.-Con todos los organismos vivos liberados al ambiente, la producción masiva de monocultivos y animales de crianza transgénicos: ¿tendremos una nueva contaminación ambiental, (por la erosión genética), más amenazante y totalmente invencible?.
4.-Con relación al comercio mundial ¿Qué pasará cuando el acervo genético mundial, ya patentado, en manos de unas cuantas transnacionales? ¿Tendremos menos pobres y hambrientos en el mundo como se pregona?
5.-¿Aceptaremos que los niños sean diseñados por catalogo, sin “errores genéticos y con características cosméticas “ideales”, perdiendo totalmente el valor intrínseco de la vida en si misma?

Mi punto de vista, que humildemente quiero compartir, es que si no hacemos algo, para establecer los límites éticos, morales y legales en este nuevo siglo de la biotecnología, se nos avecinan daños terribles, e insospechados. Lamentablemente nos espera, no un mundo feliz y perfecto, sino uno de terror. Por lo tanto, es tiempo de hacer algo.

BIBLIOGRAFÍA
1.-McKusick, V.A. “Mapping and Sequencing the Human Genome”. New England Journal of Medicine. Vol.320, pág.912-13. 1989
2.-Shuler, D. Et al. “A Gene Map of the Human Genome”. Science, Vol.274. pág.540, 1996
3.-Rifkin, J. El Siglo de la Biotecnología. El comercio genético y el nacimiento de un mundo feliz. Ediciones Paidós Ibérica, SA, 2009.
4.-Mann Robert, “La Biología es mucho más compleja que la técnica” Bioquímico de la Universidad de Auckland. Genetic Roulette. Jeffrey Smith, pag.120, 2009.
5.-García Pérez, Alan. Observaciones a la Moratoria para el ingreso de los OVMs durante 10 años en el Perú, 07 de Julio, 2011

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *